El calor excesivo y la fricción constante rompen la protección de la cutícula y causan daño severo a las células de las hebras. Afortunadamente, los científicos de Pantene desarrollan fórmulas Pro-V exclusivas que reparan el daño, sellan la cutícula y restauran la suavidad y el brillo radiante natural del cabello.

Cuidar tu cabello no se trata de aplicar y enjuagar mecánicamente el shampoo. De hecho, hay muchas cosas a las que debes prestar atención, como hacer que el shampoo penetre en el cuero cabelludo y no secarte el cabello con una toalla para evitar dañarlo.

Sabías que si estás deshidratado por dentro, te verás deshidratado por fuera. Por eso, bebe mucha agua para ayudar a tu cabello y a tu cuero cabelludo a mantenerse hidratados. Adicional, complementa tu rutina diaria con el uso de tratamientos.

El envío de la información fue exitoso
Lo Sentimos El envío de la información fue exitoso
Error. Favor de enviar nuevamente
Error. Favor de enviar nuevamente